Otros Servicios

Una vez el contrato está firmado, Gespátium se encarga de depositar la fianza a la cámara (Incásol), sellarlo y hacer el “aval lloguer”, que garantiza que el propietario va a cobrar siempre del piso alquilado desde una posible e improbable demanda por imago hasta la renuncia del contrato. También se encarga de cambiar los suministros, agua, luz, gas, a nombre del nuevo inquilino. Todo sin ningún tipo de coste.

Además enviamos al correo electrónico del propietario una información comercial mientras su piso está en alquiler o venta. Le explicamos todos los movimientos y estadísticas, como el número de contactos, de visitas y las impresiones positivas y no tan positivas de estas respecto al inmueble. El propietario estará siempre informado.